Colabora

Si te gusta nuestra web puedes realizar un donativo para ayudarnos a mantenerla. Muchas gracias.

Diccionario

Poemas

Raer tiernas orejas con verdades
mordaces, ¡oh Licino!, no es seguro:
si desengañas, vivirás obscuro,
y escándalo serás de las ciudades.

No las hagas, ni enojes, las maldades,
ni mormures la dicha del perjuro... Francisco de Quevedo y Villegas ...Leer la poesía completa...

Empieza por abrir la soledad
Convéncete del viaje hacia la sombra
Anda de tempestad en tempestad
Adopta la locura de los pájaros

Que vuelvan los caminos a encontrarse
Que haya un tiempo de lluvia floreciente
Nada... Mora, Pablo ...Leer la poesía completa...

Llegaron mis amigos de colegio
Y absortos vieron mi cadáver frío;
«¡Pobre!» exclamaron, y salieron todos...
Ninguno de ellos un adiós me dijo.

Todos me abandonaron. En silencio
Fui conducido al último recinto... Ismael Enrique Arciniegas ...Leer la poesía completa...

El alba aún no aparece en su gloria de oro.
Canta el mar con la música de sus ninfas en coro
y el aliento del campo se va cuajando en bruma.
Teje la náyade el encaje de su espuma
y el bosque inicia el himno de sus flautas de pl... Rubén Darío ...Leer la poesía completa...

Siento tu cuerpo entero junto al mío;
tu carne

es

como un ascua,
fresca e imprescindible
que está fluyendo hacia
mi cuerpo, por un puente
de miel lenta y silábica.
Hay un solo... Luis Rosales ...Leer la poesía completa...

Lejos de la ciudad, lejos del foro
clamoroso y del tiempo, que es mudanza,
Edwards, eterno ya, sueña y avanza
a la sombra de árboles de oro.
Hoy es mañana y es ayer. No hay una
cosa de Dios en el sereno ambiente
que n... Jorge Luis Borges ...Leer la poesía completa...

Hermosas damas, si la pasión ciega
No os arma de desdén, no os arma de ira,
¿Quién con piedad al andaluz no mira,
Y quien al andaluz su favor niega?

En el terrero, ¿quién humilde ruega,
Fiel adora, idólatra suspi... Luis de Góngora y Argote ...Leer la poesía completa...

Blancos pañuelos,
cuatro gaviotas dicen
adiós al cielo.

A ver la aurora,
por la escala del canto
sube la alondra.

A ras del suelo,
las palomas aplauden
y alzan el vuelo.

La golondrina... Meira Delmar ...Leer la poesía completa...

Dormido Manzanares discurría
en blanda cama de menuda arena,
coronado de juncia y de verbena,
que entre las verdes alamedas cría;

cuando la bella pastorcilla mía,
tan sirena de Amor como serena,
sentada y sola e... Lope de Vega ...Leer la poesía completa...

Montevideo quince de noviembre
de mil novecientos cincuenta y cinco
Montevideo era verde en mi infancia
absolutamente vrede y con travías
muy señor nuestro por la presente
yo tuve un libro del que podía leer
veinticin... Mario Benedetti ...Leer la poesía completa...

Sobre la web

Palabras y vidas es una web donde encontrarás todo tipo de frases célebres, citas, refranes y proverbios. También podrás consultar y descargar en formato PDF las biografías de tus personajes favoritos, buscar palabras en el diccionario o leer poesía en nuestra sección de poemas.

Logo de google +
Logo de facebook
Logo de twitter
Logo de linkedin
Logo de tuenti