Poesías de Octavio Paz

Relumbra el aire, relumbra,
el mediodía relumbra,
pero no veo al sol.

Y de presencia en presencia
todo se me transparenta,
pero no veo al sol.

Perdido en las transparencias
voy de reflejo a fulgor... Octavio Paz ...Leer la poesía completa...

Mis manos
abren las cortinas de tu ser
te visten con otra desnudez
descubren los cuerpos de tu cuerpo
Mis manos
inventan otro cuerpo a tu cuerpo... Octavio Paz ...Leer la poesía completa...

La luz sostiene ingrávidos, reales
el cerro blanco y las encinas negras,
el sendero que avanza,
el árbol que se queda;
la luz naciente busca su camino,
río titubeante que dibuja
sus dudas y las vuelve certidumbres... Octavio Paz ...Leer la poesía completa...

Caminas adentro de ti mismo y el tenue reflejo
serpeante que te conduce
no es la última mirada de tus ojos al
cerrarse ni es el sol tímido golpeando tus párpados:
es un arroyo secreto, no de agua sino de latidos:
lla... Octavio Paz ...Leer la poesía completa...

Islas del cielo, soplo en un soplo suspendido,
¡con pie ligero, semejante al aire,
pisar sus playas sin dejar más huella
que la sombra del viento sobre el agua!
¡Y como el aire entre las hojas
perderse en el follaje de... Octavio Paz ...Leer la poesía completa...

Si tú eres la yegua de ámbar

yo soy el camino de sangre
Si tú eres la primer nevada

yo soy el que enciende el brasero del alba
Si tú eres la torre de la noche

yo soy el cla... Octavio Paz ...Leer la poesía completa...

Déjame, sí, déjame, dios o ángel, demonio.
Déjame a solas, turba angélica,
solo conmigo, con mi multitud.
Estoy con uno como yo,
que no me reconoce y me muestra mis armas;
con uno que me abraza y me hiere
y se dice... Octavio Paz ...Leer la poesía completa...

Cielos de fin de mundo. Son las cinco.
Sombras blancas: ¿son voces o son pájaros?
Contra mi sien, latidos de motores.
Tiempo de luz: memoria, torre hendida,
pausa vacía entre dos claridades.
Todas sus piedras vueltas pensa... Octavio Paz ...Leer la poesía completa...

¿Por qué tocas mi pecho nuevamente?
Llegas, silenciosa, secreta, armada,
tal los guerreros a una ciudad dormida;
quemas mi lengua con tus labios, pulpo,
y despiertas los furores, los goces,
y esta angustia sin fin
que... Octavio Paz ...Leer la poesía completa...

En un poema leo:conversar es divino.
Pero los diosa no hablan:
hacen, deshacen mundos
mientras los hombres hablan.
Los dioses, sin palabras,
juegan juegos terribles.
El espíritu baja
y desata las lenguas
p... Octavio Paz ...Leer la poesía completa...

Sobre la web

Palabras y vidas es una web donde encontrarás todo tipo de frases célebres, citas, refranes y proverbios. También podrás consultar y descargar en formato PDF las biografías de tus personajes favoritos, buscar palabras en el diccionario o leer poesía en nuestra sección de poemas.

Logo de google +
Logo de facebook
Logo de twitter
Logo de linkedin
Logo de tuenti