POETA

¡Qué profesión más hermosa
la de ser poeta!
Lloro, canto, río.
Soy un río inagotable
De versos amánticos.
Soy río y río a carcajadas.
Puro. Prístino. Locuaz. Elíptico.
¡Denme un punto de apoyo
para escribir este poema!
¡Dios mío, ámame siempre!
Peco, me arrepiento, peco.
Soy un acertijo de caídas
¡Y vuelvo a ti,
mi Cristo de mis entrañas!
¡Tanto te amo, Jesús indeclinable,
Que ya me he vuelto poeta
Para ser rapsoda, bardo, vate, aeda,
Y así cantarte melodías muy mías:
¡Sólo mías! ¡Muy mías!
¡Tuyas! ¡Sólo tuyas! ¡Muy tuyas!
¡Qué oficio más recóndito
El de ser poeta!
¡Denme un punto de apoyo
Y seré río, doblemente yo río!
Inagotable como un río.
Río en interminable éxtasis mío
Y ya el punto de apoyo es muy mío
Cuando así, al desgaire, por ósmosis,
Con mi puño y mi letra,
Ahora termino este poema. Alcántara Fernández, Orlando Buscar libros de Alcántara Fernández, Orlando en Amazon Buscar ebooks de Alcántara Fernández, Orlando en la tienda Kindle de Amazon

Comentarios

No hay comentarios para esta poesía, se el primero en comentar rellenando el formulario situado debajo.

Envia tu comentario

Sobre la web

Palabras y vidas es una web donde encontrarás todo tipo de frases célebres, citas, refranes y proverbios. También podrás consultar y descargar en formato PDF las biografías de tus personajes favoritos, buscar palabras en el diccionario o leer poesía en nuestra sección de poemas.

Logo de google +
Logo de facebook
Logo de twitter
Logo de linkedin
Logo de tuenti