Frases célebres de Montesquieu

Un hombre no es desdichado a causa de la ambición, sino porque ésta lo devora.

Los países no están cultivados en razón de su fertilidad, sino en razón de su libertad.

La libertad es el derecho a hacer lo que las leyes permiten. Si un ciudadano tuviera derecho a hacer lo que éstas prohíben, ya no sería libertad, pues cualquier otro tendría el mismo derecho.

La libertad consiste en poder hacer lo que se debe hacer.

La democracia debe guardarse de dos excesos: el espíritu de desigualdad, que la conduce a la aristocracia, y el espíritu de igualdad extrema, que la conduce al despotismo.

La religión cristiana, que parece no tiene por objeto más que la felicidad de la otra vida, nos hace también dichosos en ésta.

Si nos bastase ser felices, la cosa sería facilísima; pero nosotros queremos ser más felices que los demás, y esto es casi siempre imposible, porque creemos que los demás son bastante más felices de lo que son en realidad.

Queremos ser más felices que los demás, y eso es dificilísimo, porque siempre les imaginamos mucho más felices de lo que son en realidad.

La amistad es un contrato por el cual nos obligamos a hacer pequeños favores a los demás para que los demás nos los hagan grandes.

Cuando los hombres prometen a una mujer que la amarán siempre suponen a su vez que ellas les promenten ser siempre amables; si ella falta a su palabra, ellos no se creen obligados por la suya.

Sobre la web

Palabras y vidas es una web donde encontrarás todo tipo de frases célebres, citas, refranes y proverbios. También podrás consultar y descargar en formato PDF las biografías de tus personajes favoritos, buscar palabras en el diccionario o leer poesía en nuestra sección de poemas.

Logo de google +
Logo de facebook
Logo de twitter
Logo de linkedin
Logo de tuenti